Las lanzaroteñas juegan el sábado el último partido del año en el Pabellón Municipal de Titerroy
Vie, 12/06/2019 - 21:18

Tres jornadas restan para cerrar el año deportivo en la División de Honor Plata Femenina de Balonmano, disputando el San José Obrero este fin de semana su último partido como local del año. Está siendo una temporada de ensueño para las chicas del conjunto del barrio de Titerroy, manteniendo la condición de invicto y aumentando la diferencia con respecto a los perseguidores. El objetivo es despedirse de los aficionados con una victoria ante el SAR Rodavigo.

Ha sido una semana de mucho trabajo en el seno del San José Obrero. Su entrenador, David Betancort, explica que la semana ha estado “marcada en subir la intensidad en los entrenamientos y tener más dinamismo en defensa y en ataque”, y considera que en “líneas generales ha sido una semana muy positiva y de bastante trabajo”.

El conjunto lanzaroteño saltará a la cancha de juego con la mentalidad de sumar los dos puntos que están en juego y continuar en lo más alto de la clasificación. “El objetivo es seguir sumando puntos cada partido, nuestra mentalidad es salir a ganar”, apunta el responsable técnico. Un equipo que podrá disponer nuevamente de todas sus jugadoras para este encuentro.

El SAR Rodavigo será el rival del CB San José Obrero en la duodécima jornada de la División de Honor Plata Femenina. Las gallegas ocupan estos momentos la décima plaza de la clasificación con 8 puntos, con un balance de 4 victorias y 7 derrotas. Llegan después de cortar una dinámica negativa de tres derrotas, sumando la pasada semana la victoria ante el Siero Deportivo Balonmano (31-23).

David Betancort espera del rival que juegue con “una defensa 6:0 bastante sólida”, apunta que tienen “rápidas transiciones” y por ello tratarán de “cortarle su rápido juego”. Al igual que en semanas anteriores las jugadoras tienen bien aprendida la teoría y ahora buscarán poner la práctica sobre el 40x20.