Un pasito más cerca
Dom, 05/26/2019 - 09:37

Las guerreras blanquiazules completaron un brillante encuentro ante Sporting La Rioja. La comunión equipo-afición fue una vez más clave en el Pabellón de La Salud. Las tinerfeñas serán de División de Honor si vencen este domingo. El Balonmano Salud Tenerife soñará esta noche con el ascenso a División de Honor. Las guerreras blanquiazules fueron de menos a más para doblegar a un Sporting La Rioja que dio guerra (32-26), donde las chicas comandadas por Octavio Pérez remontaron en la segunda parte para llevar el éxtasis a los presentes en el Pabellón de La Salud.

Las riojanas cogieron por sorpresa a las tinerfeñas. Inicio eléctrico para cobrar la primera ventaja (0-3). El Balonmano Salud no superaba a Elena Navarro hasta avanzada la primera mitad cuando, a los 10 minutos, Andrea Roda estrenaba la contienda para las anfitrionas. La jugadora oriolana se echaba a su equipo a la espalda, haciendo estragos como pivote sobre la defensa logroñesa para firmar un parcial de 4-0 y cobrar la primera ventaja (4-3). Pero las chicas comandadas por Álvaro Marín tenían muchos argumentos, principalmente a través de su extremo: Danielle De Sousa. Castigaban las peninsulares por los extremos, marchándose con una ligera ventaja a vestuarios (10-11).

El guion cambiaría tras el asueto. Esta vez, fueron las guerreras quienes salieron con una marcha más que su contrincante. Se sintieron mucho más cómodas las anfitrionas cuando tuvieron metros para correr. Arabia Peña hacía estragos sobre la defensa riojana con su velocidad y desparpajo. Mientras, Chelaru se encontraba de dulce de cara a la meta rival, convirtiéndose en una amenaza constante para Elena Navarro. Nagore y Szopinska castigaban aún más a las de Logroño, quienes no encontraban la receta para suspender el caudal ofensivo de las locales. Así, el Balonmano Salud cobraría la máxima diferencia del partido: +7 (20-13, 21-14, 22-15 y 24-17).

Pero el balonmano es un deporte imprevisible. De cambio constante. Y Logroño tendría su momento. Danielle De Sousa tiraría del carro, haciendo sumo daño por los costados, bien custodiada por Carla Rivas en materia ofensiva. Y recortarían diferencias para ponerse a tres (27-24). Octavio Pérez pedía tiempo muerto para evitar

sustos innecesarios. Sin embargo, el conjunto santacrucero alejaría cualquier duda, llevando la tranquilidad a las grades mientras el público arropaba a sus jugadoras. Con unos últimos compases tranquilos, las guerreras estallaban de alegría con la llegada de la conclusión.

El técnico del Balonmano Salud declaraba a la finalización que “en la primera parte salimos tensas a la cancha. Nos afectó en nuestra intensidad. Hemos vivido una situación que creo que podría repetirse mañana, más en este tipo de competiciones en las que no se juega eliminatoria”. Sobre el duelo decisivo ante Sant Quirze, destacó que “es un equipo joven que está perfectamente engranado y confeccionado. Pero nosotros destacamos en el contragolpe y ahí somos los mejores de esta competición, aunque debemos ajustar un poco más en defensa”. Una persecución del ascenso que, en opinión de Octavio, tendrá una importante cuota de responsabilidad en la afición. “Si logramos el éxito que llevamos esperando, será gracias a ellos. Además, creo que tenemos un equipo sólido para División de Honor. Llamo a nuestra gente para que vuelva mañana y anime aún más, si es posible porque es difícil, pero hay que pedirlo”, sentenció.

Balonmano Salud Tenerife (32)

Eva Bezpalcova, Angela Cioca (3), Andrea Roda (4), Adriana Chelaru (7), Nagore Sáenz (4), Arabia Peña (4), Katarina Bojicic (1), Alina Iclanzan (3), Stephania Oliveira (1), Magdalena Szopinska (5).

Entrenador: Octavio Pérez.

Logroño Sporting La Rioja (26)

Elena Navarro, Danielle De Sousa (10), Iris Regaira (1), Sara Sicilia (1), Valentina Learreta (3), Mireia Rodríguez (1), Celia López (1), Carla Rivas (5), Silvia Ederra (4).

Entrenador: Álvaro Marín